¡Oh, cielos!, se me ha caído el equipo al suelo …. ¿Qué hago?

Una de las fotografías de la sesión.

Eran las cuatro de la tarde aprox., de un 19 de octubre, 8.000 km me separaban de casa, estaba terminando las fotos de un súper hotel en la otra parte del mundo cuando de repente un ¡crash! … le había dado un golpe a la riñonera intentando pasar por una pasadizo pequeño en una terraza para hacer una foto. “Va, no pasa nada” … seguimos con la producción, tenía a los modelos a 20 metros en un claro de la selva esperando para ser fotografiados.

Cuando terminamos la sesión y volví a mi habitación en el hotel, chequeé el equipo, el Nikkor 35 AF-S 1,4 no iba fino, no enfocaba, y ¡Oh, cielos! es un objetivo de 1.700 euros, ¿qué hago ahora? … Tranquilo … “no pasa nada”, por suerte, el trabajo estaba casi terminado y las fotos que faltaban las podía terminar con el Nikkor 14-24 AF-S, 2,8. Casi todo el trabajo en el hotel lo había hecho con el 35 mm. Una vez de vuelta en Madrid, tres días después, me puse en contacto con mi agente de seguros (Charo), para decirle que había tenido un percance y que tenía que llevar el equipo a reparar. Jose: me dijo, “no te preocupes, me facilitas el presupuesto, y hacemos un parte, recuerda que al importe del arreglo hay que restarle 150 euros de franquicia”. Varios días después Finicon (El servicio técnico de Nikon en España) me da la alegría y me envía el presupuesto, se lo remito a Charo, y unos días después el importe del arreglo está en mi cuenta y lo mejor: mi equipo está asegurado allá adonde vaya a lo largo y ancho del mundo. Cierto es que, en el primer momento te preocupas, pero luego sabes que detrás de tí tienes a tu seguro y listo … Sólo una llamada, rellenar un parte y el equipo está seguro.

Esto es una anécdota del día a día. Un golpe, una caída, ir en una barca haciendo regatas o cubriendo el Tour de Francia, y ¡oh, cielos!, el equipo se da un golpe, se cae, algún desalmado amante de lo ajeno se hace con él. Yo prefiero tener el equipo asegurado aunque a lo largo del año el coste sea de unos 450 euros para asegurar unos 30.0000 en equipo.

Una parte del equipo

El seguro del equipo, a nuestro entender, es muy importante. Es un seguro especial para asegurarlo fuera de casa, ya que en casa, si tienes un seguro a todo riesgo y varios miles de euros asegurados, te puede servir, pero cuando estás de viaje, ya sea a la vuelta de la esquina o a 8000 km, el seguro de casa no te cubre. Necesitas un seguro específico para equipos fotográficos. Un amigo un día me facilitó el contacto de Charo, mi agente de seguros, y después de tener que buscar números de serie (es fundamental que todo lo asegurado lleve su número de serie) y precios (según tú valores tu equipo así será el precio del seguro, pero si te lo roban, el seguro sólo te abonará la parte correspondiente al valor que le hayas dado). Mi seguro tiene una franquicia de 150 euros de cada parte que doy, es decir si el arreglo son 1.150 euros (IVA incluído), el seguro paga 850 euros, ya que el IVA al ser profesional y tener la factura del arreglo, no lo abona y resta los 150 euros de la franquicia. Puedes asegurar el equipo en España, Europa o en el mundo, dependiendo de tu movilidad, el precio del seguro también varía, pero no excesivamente. Si tú equipo es tu herramienta de trabajo, asegúralo.